30-03-2007

Sweet Home Buenos Aires

Como buena megápolis, Buenos Aires es una verdadera aspiradora y acopiadora de estilos y formas de vida que se entrecruzan en rincones particulares; entre medio de avenidas enormes que sostienen un envigado urbano que por momentos se antoja eterno. Y fascinante. Por la abundancia de opciones, comer por allá requiere precisión y por eso está inundado de guías y de artículos (allá y acá) donde se recomienda dónde salir. Lo que hay acá es el escaneo particular de UnoCome, que dedicó unos días a buscar alternativas transversales en estilo, bolsillo e incluso contingencia urbana. Siempre hay de todo

La Casa del Queso
La típica tabla de queso, o al menos como la conocemos acá, cobra otra dimensión en un lugar especialmente diseñado para comprar y degustar una buena batería de variedades, de toda intensidad, textura e imaginación. A simple vista aparecen algunos madurándose en las paredes del segundo piso. No son escenografía. Hay otros, los más, en vitrinas que mueven a la envidia por la cantidad de opciones disponibles, como un cremoso fontina con granos de pimienta verde enteros, gruyere o una mozarella de primera, que además pueden consumirse in situ. Porque además es restaurante al estilo de una taberna tapera. Posee además una gama de embutidos de respeto. Plato destacado: cuatro tipos de tabla de quesos y combinadas con charcutería. Dirección: Corrientes 3587 (Metro Línea B, Estación Abasto). Teléfono: (54-11) 4862-4794


Tomo I
Si hay que dar con un referente clásico de la gran comida bonaerense, este restaurante es un paso obligado. Está en el segundo piso del hotel Panamericano, casi enfrente del Obelisco y más bien parece el restaurante de un par de hermanas (Ada y Ebe Concaro) ‘allegadas’ con una cocina de excepción. Digo esto, porque los turistas desprevenidos del hotel se sorprenden que en este entrepiso surja una buena cantidad de mesas finas, garzones avezados y un maitre histérico-histriónico, pero eficiente al fin y al cabo. Consideraciones ambientales aparte, el refinamiento de la cocina de inspiración personal y técnica europea, hace milagros. Si hay dinero y ganas, imperdible porque es uno de los viejos aristócratas culinarios de la ciudad. Plato destacado: Gigot de Cordero. Dirección: Carlos Pellegrini 521. Teléfono: (54-11) 4326-6698.


Justo Corrientes
Una parrilla, pero más refinada. A la altura de las necesidades de Puerto Madero, es decir, estiloso y hecho para mirar. Los comedores exteriores bien, son holgados y permiten la visual de los ex bodegones portuarios, pero los interiores no se hacen recomendables para gente de más de un metro 75. La comida se basa en una oferta de carnes y brinda ante todo corrección en tamaños y sabores propios del imaginario trasandino (contundencia cárnica, aderezos tipo vinagreta y dulzura hasta el empalago) ¿Sorpresa? Hasta por ahí no más, salvo en el ítem montajes. Distraídos en la atención, aprueban pero con reservas. Plato destacado: Selección de subproductos a la vinagreta. Dirección: Alicia M. de Justo 380, Puerto Madero. Teléfono: (54-11) 4314-3300.


El Desnivel
Lo que en Chile se llama picada, en Argentina puede traducirse como bodegón. Es el sitio donde las carnes y las pastas juegan de local del modo más porteño que se pueda encotrar. Y si es en la zona típica de San Telmo, qué mejor. Ahí aparece el sabor en clave rústica, con una parrilla que no se apaga nunca y desde donde salen asados de todo tipo, desde el Bife Chorizo sempiterno a cortes menos conocidos por estos lados como el Vacío, de prestancia algo resistente pero ojo: allá la terneza pueden dejarla de lado si el corte realmente sabe bien. Subproductos como chinchulines o cortes como el matambre, siempre aparecen, acompañado del clásico y ligero vino argentino y apuntados por garzones informales y siempre movedizos en un local, que por típico y bien ubicado, se llena de público local o foráneo. Un dato fijo para el recién llegado.
Plato destacado: Asado de Vacío. Dirección: Defensa 855, San Telmo. Teléfono: (54-11) 4300-9081


Pizzería Tío Felipe
‘Grande de Muzarella’ viene a ser el grito de guerra de todas las pizzerías argentinas. Si hay que llegar a un paradigma del estilo, pueden darse la vuelta por este local de mesas de plástico, fotos de tangueros que acá sólo cuentan en la memoria de los melómanos más recalcitrantes del estilo y la tele (con fútbol) onmipresente. En lo que importa, en las pizzas, aparece el tamaño XL incluso en las individuales, las gruesas lonjas de queso chisporroteando bajo una capa de salame y aceitunas negras. Sabor garantizado, así como la provisión de cerveza. Si le agregamos precios de picada, lo que hay es un imperdible en San Telmo. Para recargarse tras el paseo y sentarse a ver con comodidad el Clásico del Domingo. Plato destacado: las pizzas. Dirección: Balcarce 739 esq. San Lorenzo, San Telmo. Teléfono: (54-11) 4307-8991


La Biela
Tiene un aire nostálgico, no tanto porque se instala en la zona de restaurantes cercana al cementerio de la Recoleta, sino porque allí se apela al recuerdo de los viejos corredores de autos, que allá son una mezcla entre héroes y pioneros, con un semidiós propio y merecido: el pentacampeón mundial Juan Manuel Fangio. Es claro, de líneas simples y ligeras donde destaca una barra donde garzones antiguos se mueven rápido en hora de almuerzo. Algo así como los del Bar Nacional, pero en clave mucho más refinada. No es pródigo en carnes, sino más bien de sándwiches y ensaladas abundantes en ingredientes, aunque no necesariamente bien armadas en términos de sabor. Más bien rústicas. Recomendable para hacer una alto relajado por un café, antes o después de la visita al memorial más antiguo de la ciudad. Plato destacado: Las ensaladas. Dirección: Av. Quintana 596, Teléfono (54-11) 4804-0449. (recargan 10% si se está en la terraza).


Drink Gallery
Está en Las Cañitas, barrio más moderno que los Palermos (Viejo, Hollywood, Soho) e igualmente colonizado por un buen puñadp de locales, donde destaca este restobar nuevo, de líneas sencillas y dos terrazas (en un segundo piso y la otra en la calle) en las que se puede hablar tranquilo y comer con soltura. Y estilo. Hay arrestos orientales y mezclas entretenidas desde las entradas a los postres. Si algo tienen nuestros vecinos es que se la juegan cocinando en clave nueva; y lo mejor es que tienen público que los respalde. Muy importante: tal como dice su nombre, los tragos son creativos y buenísimos. Plato destacado: Tres cheese cakes: de mascarpone, azul y de cabra. Dirección: Chenaut, Av. 1794. Teléfono: (54-11) 4775-3604.


Helados Chungo
Es una cadena de helados y esa formación estándar se aprecia en la estética cuidada, en la atención del personal –distendida, casi entretenida-, con una buena cantidad de sabores. La gracia: sabores muy bien definidos, además de cremosos sin llegar al empalago. Muy ricos. Si hace frío, basta tomar los más calóricos y ya está: el buen gusto en ambiente ídem está garantizado. Plato destacado: todos. Dirección: Av. Las Heras esq. Rodríguez Peña y cinco direcciones más (sumado a que está en varios cines de la ciudad). Extra: la página web (www.chungo.com.ar) esconde más de una sorpresa.


Comedor Comunitario Raúl Castells
Se puede tomar agua y conseguir tortas fritas (la versión argentina de las sopaipillas, pero sin zapallo). Nada del otro mundo desde el punto de vista del gusto, pero simbólico punto crítico de la opulencia del sector donde se encuentra, en contraste con una población que aún no se repone del todo de sus heridas tras la crisis 2001-2002. No deja de llamar la atención este comedor, organizado por un connotado dirigente social, en búsqueda de crear conciencia. En fin, para eso está, como una sucursal de realidad en medio del emporio gourmet más caro de la ciudad. Dirección: Puerto Madero entre los Docks (ex bodegones) 6 y 7.


Nota: una buena guía on line es la Oleo (www.guiaoleo.com.ar). No falla.

3 comentarios:

oktomanota dijo...

he visitado casi todo el blog y me parece genial, debo felicitarte por el buen trabajo ,
un saludos desde españa

Claudia Reinoso dijo...

Un restaurante que me parecio genial en Buenos Aires, tanto por el concepto como por la cocina fue "Te Matare Ramirez". Ojala puedas visitarlo la proxima vez que estes en Buenos Aires.

Por otro lado, me parecio muy bueno tu blog. Felicitaciones, se nota que hay mucho trabajo aqui.

Saludos
Claudia

tencuidadoconloquedeseas dijo...

Hola! Quería saber si eres el mismo Cralos Reyes que era profesor de gastronómico en Periodismo de la udp?? Eres??

Mi libro

Mi libro
Valparaíso a la Mesa, reúne las 47 mejores opciones para comer en toda la ciudad con más personalidad de Chile. Disponible en librerías de Santiago y V Región.

Asado de tira

Asado de tira
Asesino ¿No?