24-10-2006

Ya en forma: 11 nuevos restaurantes


1.- Miramar de Quintay
Debe ser uno de los últimos sitios del borde costero de la V Región que merece a cabalidad el rótulo de Picada. Si por menos de $ 6.000 le ponen un congrio frito ¡Entero! Sobre la mesa, recién sacado de la caleta y acompañado de una montaña de papas fritas caseras ¿Cómo no opinar de esta forma? A eso hay que sumar un servicio atento, que sabe lo que tiene (atinadamente recomendó un plato para dos); la comodidad de un entorno de mesas rústicas, espacio holgado y sombreado, una vista a la caleta que aporta un aire de tranquilidad difícil de encontrar en otro lado. Plato destacado: el Congrio de la foto. Costanera s/n, Quintay. Teléfono: (32) 362046

2.- Bistró CyV
Se dedica a una cocina internacional sin demasiadas sorpresas, con un chef argentino especialista en pastas y carnes. Pero pastas y carnes bien cocinadas, de buen tamaño, sazón y que justifican en parte su precio, bastante alto en relación al estándar de Valparaíso. Aquello de los costos se viene a complementar, si se toma en cuenta la completa carta de vinos de que dispone, sumado a la cordialidad y tino de un servicio de estilo informal y a la arquitectura con que recibe a sus visitantes: una muy bonita y amplia casona que data de la década de 1830 (de esas que los ingleses hicieron para estar lejos del puerto y de la plebe), donde no se escatima espacio para atender a los clientes. Es nuevo y una de las promesas de la nueva restauración porteña. Plato destacado: Filet Bistró. Dirección: Papudo 416, Cerro Concepción. Teléfono: (32) 2493732

3.- Don Carlos Las Condes
Sin demasiadas sorpresas ornamentales (sacaron una vaca freak que tenían en la entrada), pero con la elegancia que requiere un lugar que quiera destacar en Isidora Goyenechea. Se dedica a las carnes estilo argentino y lo hace bastante bien, mucho mejor que su homólogo de Vitacura, dedicado más bien a la masividad en parrilla. Costillas grandísimas y golosas, mollejas en su punto o postres simples y empalagosos (muy a la argentina por lo demás) crean un espectro agradable. Para mejorar: sazón de las ensaladas, los vegetales calientes y unos dueños que tienen el ego más arriba de lo tolerable. Pero qué va, hay que ser honestos: el lugar vale la pena. Plato destacado: Costilla Ancha. Dirección: Isidora Goyenechea 2905. Teléfono: 2451335 – 2451339.

4.- Divertimento Chileno
La mixtura entre lo chileno criollo y la cocina italiana más tradicional es lo que los a hecho famosos. La premisa les funciona claramente, sobre todo si se está a los pies del San Cristóbal, en un espacio bastante grande y cómodo, además de estar a medio camino entre lo cuicón y lo campestre. Otra mixtura, esta vez social. Los platos son grandes y las preparaciones atinadísimas en el área fondos, con un Costillar de Cerdo ligeramente picante y magnífico a modo de ejemplo. En las entradas el cuento decae (el cebiche con zapallo y choclo chileno no era una buena idea), pero habitualmente uno se salta ese plato, teniendo en cuenta el tamaño y la excelencia de buena parte de sus fondos. Plato destacado: ya se dijo. Dirección: Av. El Cerro S/N (Sector Pedro de Valdivia Norte). Teléfono: 2331920.

5.- Makandal
La experimentación (y no necesariamente la cocina molecular) inspira a este chef iniciado en la bioquímica. No estaba, pero su impronta estaba en los platos. ¿Quería transmitir la sensación de un campo sureño húmedo? Lo logra por medio de cosas como un Filete asado a punto, sobre una fina cama de hongos y coronado con espuma de madera ahumada y gelatina de eucaliptos. Suma y sigue en ese destino, en tres tipos de menú caros, bien caros (Terra y Ko ($ 22.500 por persona) y Alquimia ($ 38.900)) pero muy interesantes a ojos exploradores y gastronómicos. El lugar es agradable, mezcla de galería de arte virtual y restaurante. Al debe y mucho: el servicio, los tragos bien concebidos pero mal terminados, lo mismo con la selección de vinos. Hay que mejorar, pero cocina y onda tienen. Plato destacado: La carne (aunque ofrecen una suerte de “carta de navegación” de la cena que se lleva para la casa). Dirección: Vitacura 4111, Vitacura. Teléfono: 2075483.

6.- Ají Seco
¿Quién se come un plato de pescado del día bien preparado por menos de $ 4.000 a estas alturas del milenio? Buena parte de la colonia peruana de la Pequeña Lima del Centro de Santiago que tiene acceso a un Sudado de Corvina en este restaurante. Caben 300 personas (en su local homónimo, otras 300) y casi nunca está vacío. Y cosas como las fotos de la farándula peruana abrazada a los dueños llama la atención a la par con los platos de cebiche, los chicharrones y las inka kolas (qué me perdonen, son malísimas) que corren entre las mesas. Un 3B con todas sus letras. Hay música en vivo los domingos por la tarde y en ese día conviene reservar. Plato destacado: Cebiche de Corvina. Dirección: San Antonio 530. Teléfono: 638 8818

7.- Bangkok
Sigue la tendencia de los restaurantes tailandeses en lo estético: impersonales al punto de no se sabes de su estilo a no ser por el cartel de entrada o por las especialidades de la carta. De todos modos y más allá de ciertos ripios de parte de dueños recién entrados al negocio, las cosas andan bien. Una sopa de leche de coco equilibrada y refrescante (cortesía del lemongrass o la lima kaffir), pescado al vapor con harto ají (sabroso en extremo para picantes de alma), Frutos del Mar en Curry Rojo, lechosito y consistente fueron los destacados. Ojo sí con el Phat Thai, de pasta blandengue, poco aderezo y menos camarones destiñeron el plato nacional tailandés. Pero de todos modos responde a las expectativas de una comida, que puede llegar a ser adictiva para algún comensal desprevenido. Plato destacado: Frutos del Mar en Curry. Dirección: Constitución 92, Barrio Bellavista. Teléfono: 7326930

8.- Los Chavales
Durante años funcionó en calle Noruega, al pasos del ex Cine Las Condes. Ahora que también pasó a la categoría ‘ex’ devorado por el progreso con cara de edificios de departamentos, se mudó a Providencia, a Manuel Montt y zona densa en términos de oferta culinaria. Su cocina de trazo grueso y de preparaciones clásicas, a las que no les vendría mal una manito de gato en términos de receta. Además hay un catálogo de viñas tradicionales y mozos a la antigua que aún demoran en acomodarse a lo intrincado de la casa. Sólo cambio de lugar. De propuesta, la de siempre. Medio a medio. Plato destacado: Criadillas de Cordero Salteadas. Dirección: Manuel Montt 425, Providencia. Teléfono: 2351024.

9.- Aquí sí
Un lugar muy grande, casi una sala de eventos si no fuera porque allí el fuerte está en las mañanas, donde oficinistas o personas dedicadas a los negocios del centro de Valparaíso pasan de cuando en vez por allí. En realidad no deja demasiado para comentar: café del tipo agua de calcetín (aguado), sándwiches pequeños y sin demasiada gracia (ni carne en sus churrascos), fueron la recepción a un espacio donde su amplio espacio es inversamente proporcional a la calidad de su propuesta. Entonces ¿Allí si? No. Plato destacado: No hay. Dirección: calle condell, Valparaíso (se ajustará luego este ítem). Teléfono: (ídem).

10.- Casino de Pescadores Caleta el Membrillo
Es grande, con una potentísima vista al mar y es todo un símbolo de la cocina típica del sector sur de Valparaíso. Pero cuando no hay demasiada limpieza en mesas y cubiertos, los gatos pululan por toda la terraza, el aceite es excesivo en preparaciones tan simples como la pescada frita; las machas a la parmesana llegan frías y son un remedo del preparado original y más encima se escudan en ser un ‘restaurante popular’ cuando se les cuestiona, estamos frente a un lugar con problemas. Y graves. De momento, una propuesta culinaria que raya en la vergüenza. Plato destacado: ninguno. Dirección: Av. Altamirano 1569. Teléfono: (32) 2281972.

11.- Kabala
Como se dice ‘tiene buen lejos’: dos niveles tipo loft, bonita imagen corporativa y un montón de treintones pa arriba en pose distendida, esperando que alguien toque música en vivo en el llamativo escenario que da a la calle. Pero no, la recomendación esencial es: si pueden obviarlo de noche ¡háganlo! De día ofrece un menú de almuerzo acorde con lo que cobra ($ 2.500), pero a la hora de la cena pueden aparecer cosas como: una tabla de carne en tabla de madera (que nunca están limpias al 100%) más encima con mucho más vegetal de adorno que carne. Además, tragos de inspiración de la casa que son meros remedos de otros tragos clásicos como el mojito. Nada más que decir, descartable de momento. Plato destacado: No hay. Dirección: Almirante Montt 16, Valparaíso. Teléfono: (32) 2229940.

6 comentarios:

butterflies_kiss dijo...

Hola nuevamente...
no tienes por ahí un raking de los 10 mejores restaurantes de comida vegetariana... para a veces dejar un poco las carnes y disfrutar de unos sabrosos vegetales???
Saludos... un placer transitar por aquí.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Hay, pero temo que son menos de 10

Anónimo dijo...

hay, pero me temo que menos de 10

gastronomusik dijo...

Algunos lugares que conoscas de cocina "erotica" o un lugra para ir y encontrar este contexto-...

gastronomusik dijo...

bastante carne.. Seria bueno , como sugerernia poner un buen ranking de cocinas exòticas(thai,vienamita,cocina de la edad media,etc) ya que es bastante la fuerza que esan trayendo estas cocinas..salud!!!

Mi libro

Mi libro
Valparaíso a la Mesa, reúne las 47 mejores opciones para comer en toda la ciudad con más personalidad de Chile. Disponible en librerías de Santiago y V Región.

Asado de tira

Asado de tira
Asesino ¿No?