15-08-2008

CRITICA DE RESTAURANTE - Rishtedar: India para principiantes

Pequeño, casi como un bar culinario oriental, es como empezar la enseñanza básica de aquella gran cocina oriental. Punto.

Para el no aficionado al gusto de lo que conocemos por cocina india, Rishtedar resulta apto para dar los primeros pasos. Comenzar a hacer la enseñanza básica del estilo. Primero, porque sus precios promedio permiten arriesgarse y luego -seguramente por esa misma proporción al bajo costo- han adaptado bastante sus platos a nuestro paladar, poco inclinado a la intensidad tiempo completo que suele ofrecer su recetario. Para los más habitués, salvo algunas honrosas excepciones, la propuesta se queda corta. En su preparación y sobre todo, al momento de vaciar el especiero en la más reciente propuesta oriental de Providencia.

Primero, urgente un barman que le de el punto preciso a los piscos sour ($ 1.500) para que no queden amargos y/o ácidos. Venían de acompañantes de una Tabla Mixta ($ 8.990 para dos personas), con alitas de pollo calientes y ricamente aliñadas, lo mismo que unas samosas bien fritas; el problema es que el resto de los bocadillos o estaban fríos (Sheek Kebbab) o daban la nota especiada necesaria (Camarón Tikka y Onion Bjali). De los fondos y aunque estaba un poco
seco, el Mix Biryani ($ 4.290), arroz salteado con cordero, camarones y pollo, logró acercarse en fragancia especiada y gusto a lo que puede esperarse, al menos, en otros sitios similares de Santiago. Todo lo contrario un Chicken Tikka Massala ($ 3.590) de sabor apagado.

En los postres, tampoco sedujeron demasiado. De la Selección de Postres ($ 4.990) salvo el Gulab Jarum, dulces y calentitas masas reposadas en almíbar especiado, nada llamó demasiado la atención. Porque el Kulfi (especie de parfait de leche condensada y frutos secos) también era flaco en sabores, sobre todo por estar cubierto por una salsa de chocolate que sencillamente lo arruinó. Los precios al alcance de muchos, un servicio preocupado, más un ambiente orientado a
un pub o bar que a otra cosa (aunque su carta de vinos, cervezas y tragos era por decirlo menos, tímida), se rescatan a la hora del resumen. En comida, hay bastante por avanzar.

Dirección: Av. Holanda 160, Providencia
Teléfono: 2312357
Horario: lu. a vi. de 11.30 a 16.00 y de 18.00 a 00.00. Sá. de 18.00 a
00.00 y do. de 12.00 a 16.00 horas
Consumo promedio: $ 8.000
Calificación: 4

2 comentarios:

Marisol Muñoz Pedrals dijo...

Carlos Reyes,

Quiero felicitarlo por tu blog, que ha sido un referente varias veces en mis conversaciones con amistades.
;-)
Pero quisiera preguntarle el por qué no me llega el vínculo -al que estaba 'mal' acostumbrada- a través de mi email.
mi correo es munozpedrals@gmail.com

Gracias,

Marisol

Carlos Reyes M. dijo...

Hola Marisol. Gracias por el mensaje y por la preocupación. No es que te haya dejado de llegar el aviso de unocome sólo a ti. Sucede que dejé de enviarlo. El motivo: he ido lentamente cambiando la estructura del blog y deseo hacer un mailing más profesional, en la medida que UnoCome satisfaga mis deseos por lograr un medio con más contenido (textos, fotos, audios) y con mayor periodicidad. De momento no he podido darle todo el tiempo necesario. Espero hacerlo dentro de las próximas semanas.
Espero tenerte al tanto de cualquier novedad. Y cuenta con eso de estar en mi base de datos.
Saludos
Cr

Mi libro

Mi libro
Valparaíso a la Mesa, reúne las 47 mejores opciones para comer en toda la ciudad con más personalidad de Chile. Disponible en librerías de Santiago y V Región.

Asado de tira

Asado de tira
Asesino ¿No?