08-04-2009

COMENTARIO RESTAURANTE. Izakaya Yoko: ese gran japonés del día

Tras dos décadas y en casa nueva, sigue marcando una pauta en lo que respecta a comida japonesa urbana, a precio de picada.

De un momento a otro, el año pasado restaurante Yoko fue devorado por la ciudad y su presión inmobiliaria (hoy figura un flamante edificio en su ubicación original). Suerte que al final no fue así. Tras unos meses lejos de las pistas volvió, y al mismo barrio, aunque un tanto más escondido cerca del Parque Forestal. Hubiera sabido a pérdida su viaje sin retorno. Primero, porque se trata del pionero en Chile (1988) de los izakaya, la versión japonesa de las picadas criollas. Segundo, por haber conseguido la reputación de baluarte de la cocina nipona caliente. Y tercero, por sustancioso, rico y a precios convenientes. Cualidades que ha sabido mantener por dos décadas y que ahora en casa nueva, no tiene intenciones de perder.

No es lo mismo pero es igual. Antes era un piso de mesas apretadas entre sí. Ahora son dos niveles más terraza, con su habitual ambientación medio en penumbras, rústica pero oriental de todos modos. Su escenografía alerta a que allí más vale comer que mirar, y más vale saborearse que esperar ser atendido con más esmero que el de una cuadrilla de garzones inexpertos (a mediodía, al menos), que sacan la comida sin avisar o que se turnan por el servicio de la mesa, sin haberle preguntado qué ofreció su compañero. En hora de almuerzo y con buen público, no deja de ser un problema, pese a su esfuerzo por agradar.

La carta es larga, larguísima, con un importante suministro de cocina fría, de buen peso específico en técnica y sabor. Seis impecables trozos de Sashimi de Salmón ($ 1.900), en su corte y su frescura, lo demostraron. Lo mismo que el Sunomono ($ 2.600) pequeñas lonjas de pescado, pulpo y verduras, en una vinagreta de arroz, fresca y de ligero toque dulce. Por supuesto, había que probar un roll de su abundante listado; y el Chiloé Roll ($ 3.900) era un rollo de tamaño preciso –no llena la boca- de arroz frío e impecable factura, queso crema, salmón ahumado y palta en exceso, que le dio un toque demasiado untuoso y suave a la mezcla. En todo caso, bien acorde con lo que se entiende por gusto local.

Pero allí la fama se concentra en sus platos calientes. En la profundidad de sabores de un Sukiyaki (caldero de carne y verduras rehogadas), los fideos gruesos en sopa, los delgados; bocados más conocidos como las Gyosas –hechas en el local- o en recetas secas del tipo Gyudón ($ 4.900), generosa y jugosa capa de carne de vacuno salteada con tofu, que va sobre una base de arroz grumoso y fácil de agarrar con los palitos. La intensidad de la carne y el tamaño del plato, lo transforman en una sabrosa comida del día, más si tiene a modo de anexo dientes de dragón y una pequeña sopa miso. También cuenta con sus lujitos como el Hotate Furai ($ 4.800), una buena porción de ostiones fritos en una cobertura muy gruesa, poco fina y que le restó prestancia al ingrediente base. Su carta de vinos es respetable y son dignas de considerar las ofertas que por estos días tiene, aunque con un par de cervezas lager (Tiger y Austral, $ 1.800) caen bastante bien es este sitio donde la comida japonesa, la simple, del día y de la calle, goza de buena salud.

Dirección: Monjitas 296-A, Santiago Centro
Teléfono: 6321954
Horario: lunes a sábado almuerzo y cena
Consumo promedio: $ 9.000
Calificación: 5,5

5 comentarios:

MEC dijo...

Que interesante tu artículo, Carlos, despues de algún tiempo te visito y he disfrutado mucho. Aquí, en los restaurantes chinos, pasa lo mismo que con los japoneses alla: la Carta es interminable. Lo que no sucede con los japoneses, en general más concentrados, mas concisos.
Nos leeremos. Un abrazo

WillyWanker dijo...

Gracias por la informacion. Yo viajo a Chile por lo jeneral, una vez al ano. Jamas escuche de este restaurante. Lo tendre que tratar en mi siguiente viaje a Santiago. Restaurantes Japoneses se encuentran facilmente en Santiago y algunos de ellos son muy buenos. Desgraciadamente no se puede decir lo mismo sobre restaurantes Chinos. Tienes recomendaciones de restaurantes Chinos que sean autenticos?

Pregunta, por que el uso de queso~crema en sushi en Santiago? Yo e viajado por mucho de Asia y estuve en Tokyo, pero nunca e visto queso~crema usado en sushi. El queso~crema tampoco aparece ser un ingrediente comun de la cocina Chilena, a que se debe el uso?

Carlos Reyes M. dijo...

Hola Willy. Este es el primer restaurante japonés popular (izakaya) fundado en Chile en 1988. Maneja bien tanto la cocina fría como la caliente y su perfil es bastante apegado a la tradición japonesa (al menos de acuerdo a mis humildes conocimientos). Respecto a tu consulta sobre el queso crema, el boom de los restaurantes de sushi empezó a principios de los '90, no precisamente impulsada por los japoneses, sino por los sushibars estilo California. Allá se emplea queso crema como parte importante de sus recetas. También la palta, que a diferencia del queso, es parte fundamental de nuestra dieta. Ambos ingredientes son de sabores suaves y cremosos, algo que también forma parte de nuestras preferencias a la hora de comer.
Respectos a los restaurantes chinos, hice un reportaje el año pasado para una revista chilena llamada Wain. Cuando vuelvas a Chile, no dudes en comprarla para tener una gran referencia de lo que se come en las cocinas públicas santiaguinas. Ah, pronto subiré la nota a mi blog para que la mires.
Saludos
Cr

WillyWanker dijo...

Gracias Carlos, regio Blog que tienes. Mucha informacion para los que nos gustan tratar restaurantes nuevos.

La foto de las empanadas Chilenas me hacen correr la baba. Hace mucho que no como empanadas Chilenas. Son tan deliciosas~~~mejore que las Argentinas. Tengo que ir luego a Chile a comer empanadas, humitas, pastel de choclo y unos completos. Todo con una buena botella de vino tinto.

Gary dijo...

Hola Carlos. Un gusto saludarte. Nunca había escuchado hablar de este lugar, de hecho por la dirección pensé que era el Kintaro. Hay que puro ir a probar la mano...

Mi libro

Mi libro
Valparaíso a la Mesa, reúne las 47 mejores opciones para comer en toda la ciudad con más personalidad de Chile. Disponible en librerías de Santiago y V Región.

Asado de tira

Asado de tira
Asesino ¿No?